Menu

Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

11 diciembre, 2015

Krampus



  • Año: 2015


  • Pais: USA


  • Director: Michael Dougherty


  • Género: Criaturas


  • Versión: Teatral



  • El comienzo de Krampus no podía ser más perfecto ni menos sutil. Una estampida de gente en un centro comercial en época navideña atacándose entre si, sucumbiendo al consumismo y gozando de la desgracia ajena todo al ritmo de It’s beginning to look like a lot like christmas. Es imposible que tras ver esto no quede claro que la intención de este film es acabar con la ridícula imagen de la navidad como tiempo de paz, felicidad y armonía en familia y presentarla como la época caótica, estresante e hipócrita que en realidad es.

    Ejem... lo siento, que no se note mucho que no me agrada mucho lo navideño. Continuemos.

    Luego conocemos a la familia protagonista que se dispone a celebrar estas fechas. Sabemos que son buenas personas y que en el fondo no quieren más que pasarla bien en familia, pero saben que no será así. La tradición los obliga a invitar a hermanos, tíos y sobrinos con los que no se llevan del todo bien y como era de esperarse las cosas no salen del todo bien (algo que cualquiera que asiste a una fiesta navideña con su familia extendida sabe). Tras todo este caos una poderosa tormenta de nieve cubre el vecindario y comienza “la diversión”. Una antigua fuerza ha llegado al pueblo y sus sirvientes se aseguraran de que esta sea una navidad inolvidable... para los que sobrevivan.

    Pero esta familia no es solamente una serie de personajes que van a ir cayendo en las garras de los monstruos, pues mediante ellos el director logra poner a la navidad en un contexto mucho más político de los esperado y mediante sus simples conversaciones, bromas y actitudes tan abiertamente “demócratas contra republicanos” nos presenta temas como la supuesta “guerra contra la navidad” en Estados Unidos, el cambio climático, el porte de armas y hasta la pobreza. Claro que el guión toma una posición contra el conservatismo, algo con lo que no me podría encontrar más de acuerdo.


    El terror viene de una forma algo diferente y cómica: pequeños pero malvados hombres de jengibre, regalos asesinos o un Jack-in-the-box gigante y hambriento de carne humana son algunos de los símbolos navideños corruptos que van a castigar esta familia por haber perdido el espíritu de paz y reconciliación que se supone debe reinar entre ellos. Todos ellos son una combinación de efectos prácticos y CGI bastante buenos que resultan no tanto en horror como en un humor slapstick muy parecido al de películas como Evil Dead 2 o Gremlins... sobre todo esta segunda debido a la falta de sangre y gore. Y es que si hay algo que lamento de esta película es que no haya apostado por una clasificación “R” ya que de solo imaginar el resultado de haber permitido que esta blanca navidad se manchara de rojo me estremezco. Hubiera podido aprovechar más el ambiente navideño y el diseño de las demoníacas criaturas para crear escenas de muerte y violencia realmente memorables, así como está ahora los personajes que mueren suelen ser simplemente arrastrados fuera de la pantalla... y ya.

    Pero comprendo las razones por las que hicieron de esta una película PG-13 (apta para niños mayores de 13 años) y siento que gracias a esto puede ser recordada por las generaciones jóvenes como una verdadera película de culto al estilo de la mencionada de Joe Dante, o incluso en un clásico navideño. Definitivamente los pequeños son quienes más risas y sustos saquen de Krampus. Además, siendo sincero, esta película no necesita realmente de violencia gráfica para lograr su cometido, el simple diseño de los monstruos y sus acciones bastan para crear tanto humor como terror. Y vaya que son diseños geniales! en especial el del monstruo titular que no se limita a su típica representación animalesca o demoníaca, sino que en verdad lo convierten en una representación oscura de Santa Claus, o como lo llaman en la misma película, “su sombra”.


    Es posible que este tono decepcione a los que esperaban un film de horror “puro y duro”, incluso cuenta con una secuencia animada que puede romper el tono del film, pero yo lo encuentro perfecto (después de todo no hay que tomarse tan seriamente la navidad). La recta final de la película me estaba sacando un poco de onda al ser tan ambivalente sobre el camino que iba a tomar hacia una conclusión alegre o trágica, pero terminé bastante satisfecho con lo que hace. Ya para terminar les quiero recomendar mucho esta película si lo que quieren es pasar un buen rato entre la comedia y el terror. Puede que no este a la altura de la anterior obra de Dougherty (la genial Trick ‘r Treat) pero se le acerca bastante y sin duda nos ofrece una nueva película que vamos a ver con mucho gusto cada diciembre.



  • Lo Bueno: Geniales diseños tanto de criaturas como escenarios y una crítica mordaz contra la cultura alrededor de la navidad .

  • Lo Malo: Abusa un poco de la simbología del “símbolo navideño siendo destruido”.

  • Lo Feo: Que todavía no anuncien una figura de lujo de este Krampus. Si algún día la sacan será la primera vez que ponga en mi apartamento una “decoración navideña”.





  • CALIFICACIÓN: 7.5/10



    5 comentarios:

    Axel Avila dijo...

    Tienes alguna pagina para verla online o descargarla?

    Sir Laguna dijo...

    Te recomiendo que aproveches que esta en cine para verla en la pantalla grande.

    En un par de meses seguro hay torrents de buena calidad para descargar.

    Camilo Perez dijo...

    Al tener mi dominio comprado busque en Hosting Colombia servicios que necesite cuando quise tener mi sitio web y el correo electronico.

    Sebas dijo...

    no parcero, fui a cine y ya no esta en cartelera. Comparte un link para poder verla porfa

    Pau Kuri dijo...

    es entretenida y eso es suficiente para la mayoría. Probablemente, Krampus es la película que más satisfecha me ha dejado el año pasado, además considero que puede ser el nuevo clásico de las Navidades. Es fresca, divertida, original, ágil y con un muy buen diseño de producción, la atmósfera está totalmente conseguida y la película cuenta con algunas escenas buenísimas. Es bastante recomendable por intentar hacer algo diferente. Las actuaciones son buenas (en especial Koechner, que logra humanizar a un personaje detestable) y tiene sus momentos; el problema es que le falta filo como comedia negra y la premisa es algo vaga. Pero en general, es una película con mucho estilo ochentero y por momentos me recordaba a la maravillosa Gremlins.