Menu

Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

21 septiembre, 2016

Kill, Baby, Kill



  • Año: 1966


  • Pais: Italia


  • Director: Mario Bava


  • Género: Pueblos malditos


  • Nombre original: Operazione Paura


  • Versión: DVDRip


  • Por alguna razón Kill Baby Kill nunca ha formado parte de mi visión sobre Mario Bava. Nunca me llamó la atención, nunca me interesé en averiguar más sobre ella y siempre la ignoraba cuando se hablaba de su filmografía. ¡En alguna ocasión incluso estuve seguro que se trataba sobre una muñeca asesina!

    Afortunadamente la vida conspiro para que yo pudiera ver este film que de otro modo hubiera dejado olvidado y ese hubiera sido uno de los más grandes pecados cinéfilos de mi vida, ya que honestamente esta es una de las mejores películas del maestro del terror italiano.



    Esta historia se desarrolla en un pequeño pueblo alejado de la civilización donde la superstición y el miedo dominan la vida de sus habitantes. Una joven mujer ha muerto y el comisario, el único hombre “racional” entre los habitantes, llama a un médico forense para que realice la autopsia. A partir de aquí se desarrolla una trama de misterio y terror relacionada con una maldición y la fantasmal aparición de una pequeña niña y todas las pistas apuntan hacia la mansión Graps, el ruinoso edificio que se alza sobre la pequeña aldea.

    Ver esta película sin conocer nada de su trama me mantuvo completamente absorbido en ella ya que realmente no sabía que esperar. Al comienzo pensé que estábamos ante un giallo en que tendríamos que descubrir la identidad del asesino, pero luego el misterio crece hasta ocupar todo el pueblo y nos hace preguntar si en realidad está ocurriendo algo sobrenatural o si todo se debe a la paranoia y creencias de la gente.

    Mientras se desarrolla esta guerra entre ciencia y superstición (que termina como la mayorìa de historias de la época que tratan el mismo tema) Kill Baby Kill va evolucionando visualmente desde sus sencillas tomas en las casas del pueblo hasta convertirse en el más puro horror gótico. Pero sus criptas y lujosa decadencia no está marcada por los tonos oscuros, sino por los vibrantes verdes y rojos tan característicos de la era de oro del terror italiano, convirtiéndose finalmente en una pesadilla psicodélica en la que el tiempo y el espacio comienzan a perder el sentido.


    Cuando el misterio se desenreda descubrimos que en realidad la trama no es muy especial y no se diferencia mucho de otros tantos cuentos de horror similares, pero el desarrollo y el ambiente in crescendo que va creando es donde está la magia de este film. Mario Bava es un cineasta maestro y no desaprovecha ninguna posibilidad de situar la càmara, los reflectores, la música y a sus actores de forma que causen incomodidad, sorpresa e impresión en la audiencia.



    También es interesante que a pesar de tener a un hombre como protagonista esta es una historia femenina de principio a fin, en la que son las acciones de las mujeres las que avanzan la trama. La villana es una mujer, la “verdadera” villana es otra mujer, la mayorìa de vìctimas son mujeres y finalmente el personaje que resulta ser el héroe y acabar con el peligro es otra mujer. Bueno, eso no es raro tomando en cuenta la fascinación que siempre sintió el señor Bava por sus actrices.


    De verdad siento que debo pedirle perdón a alguien por haber dejado pasar por tanto tiempo esta película. Kill Baby Kill es una verdadera joya del terror y debo decirles a todos ustedes que aman este género que deben verla. Su influencia se siente aún hoy en películas como Crimson Peak o The Neon Demon.



  • Lo Bueno: Bellamente dirigida y poseedora de una atmósfera increíble. Las secuencias psicodélicas aprovechan los efectos especiales de los 60’s como pocas.

  • Lo Malo: En el fondo su trama no es nada especial, pero este no es el principal enfoque de este film.

  • Lo Feo: OK, lo admito, la escena de la campana que comienza a tocarse sola es algo tonta.












  • CALIFICACIÓN: 8.5/10






    17 septiembre, 2016

    Don't Breathe




  • Año: 2016


  • Pais: U.S.A.


  • Director:Fede Alvarez


  • Género: Invasión al hogar


  • Versión: Teatral



  • Un grupo de aventureros se atreve a ingresar a una cueva en busca de un legendario tesoro sin saber que este es protegido por un terrible monstruo que devorará a cualquiera que entre en su territorio. Afortunadamente el monstruo es ciego, por lo que los aventureros pueden sobrevivir si se mantienen en silencio y actuando con astucia.

    No, no me equivoqué de película. Es solo que cuando Don’t Breathe me mostraba al hombre ciego acechando a los protagonistas mientras estos se escondían aterrados cerca de él, intentando no hacer ruido, venían a mi imágenes de historias de horror y fantasía en la que el monstruo, el dragón o la criatura que se acercaba peligrosamente a devorar a los héroes.



    Pero bueno, la verdadera trama es sobre unos jóvenes que invaden la casa de un ciego veterano de la guerra del golfo buscando una gran cantidad de dinero que el ganó en una demanda sobre la trágica muerte de su hija. Pero a pesar de su discapacidad este hombre no va a permitir que lo roben y pronto los ladrones se ven convertidos en una presa atrapada en el territorio que el cazador conoce muy bien.


    Las películas de invasión al hogar son probablemente unas de las que más logran tensionarme en el género del terror. Desde Funny Games hasta You’re Next todos estos filmes me ponen en un estado de terror especial ante el conocimiento de que estos eventos no son sólo plausibles sino que realmente ocurren... pero entonces llega Don’t Breathe y le da un giro completo a esta idea convirtiendo a los invasores en las vìctimas pero logrando mantener la tensión y suspenso por el que es conocida.

    La trama es algo tramposa. Aunque los protagonistas vienen siendo “los villanos” (después de todo son ladrones cuyo objetivo es robar a una persona discapacitada) esta los humaniza y trata de que sintamos empatía con ellos mostrándonos lo difìcil que es la vida de una de ellos o mostrandonos lo enamorado que está el otro, mientras el villano es convertido a media pelìcula de defensor de su hogar a un monstruo ateo (la película hace mucho énfasis en su ateísmo) que està haciendo algo horrible en nombre de la muerte de su hija. Algo que debería ser un tema moral confuso respecto a donde poner nuestras simpatías resulta simplificado y como dije en un principio, la cámara siempre muestra al hombre ciego como el monstruo acechante.

    ¡Pero qué bien funciona todo! No hay que estar especialmente preocupados en el bienestar de los ladrones para agarrarnos con fuerza al asiento ante la tensión y suspenso que genera este film. No les extrañe que alguien en el cine o ustedes mismos terminen gritando a la pantalla en frustración al saber que las acciones de los personajes los pondrán en peligro. Los resultados de los encuentros directos de los protagonistas contra el hombre ciego o su igualmente peligroso perro son bastante sangrientos y crudos asì que hay razón para temer.



    Fede Álvarez, el director del también sorprendente remake de EVIL DEAD sabe aprovechar muy bien el prácticamente ùnico escenario del film para crear terror; la forma en que nos enseña “el mapa” de la casa, el manejo de la oscuridad en la que el villano tiene la obvia ventaja, los sonidos (los silencios son aterradores), los secretos que va revelando sobre èl y sobre todo el ritmo que mantiene y que prácticamente no nos deja descansar, saltando de una escena de acciòn a una persecuciòn y luego a una revelación sobre las torturas que aguardan a los personajes. Es una verdadera montaña rusa.

    Pero nada de esto funcionará si el hombre ciego no resultara tener la presencia intimidante del gran Stephen Lang (el villano de Avatar). Este señor, con muy pocos diálogos y con la ayuda de la narrativa visual que proporciona su casa logra crear un ser interesantísimo, un monstruo con alma e historia que resulta tan imparable y cruel como Jason o Michael Myers sin ser realmente un slasher.
    Opuesto a él tenemos a Jane Levy como la inevitable “final girl”. Ella me encantò en EVIL DEAD y aquí nuevamente me demostró que estamos ante la Scream Queen de esta década.

    Sin embargo no todo es tan genial en este film. Anteriormente dije que la trama era tramposa pero su estructura también lo es. El hecho de que la pelìcula se esfuerza en que conozcamos bien la casa hace que descubramos fácilmente que hay situaciones que no encajan, personajes que aparecen en un lugar en el que no se suponen que estén o que el peligro directo en que se supone que estén no juega en algunas escenas. También resulta muy incongruente respecto al villano, que en ocasiones parece sentir a los chicos a habitaciones de distancia por el sonido o por su olor mientras que en otras no los “siente” a pesar de tenerlos al lado. También debo hacer énfasis en lo manipuladora que es al tratar de hacer que estos chicos nos caigan bien. La historia de la hija (o era la hermana?) o los tatuajes de la protagonistas son realmente algo forzado.


    A pesar de estos problemas no hay duda de que Don’t Breathe es una de las mejores películas de horror en un año que ha resultado ser sorprendentemente bueno para este género. Muy, MUY recomendable.



  • Lo Bueno: La presencia de Stephen Lang y el manejo de la tensión.

  • Lo Malo: La idea de un hombre ciego (y encima veterano de guerra) como un monstruo puede resultar incómoda.

  • Lo Feo: Lo artificial que resulta la presentación de estos chicos ladrones como “los buenos”.












  • CALIFICACIÓN: 8.5/10



    13 septiembre, 2016

    Black Sabbath




  • Año: 1963



  • Pais: Italia



  • Director: Mario Bava



  • Nombre original: "I tre volti della Paura"



  • Versión: European DVDRip


  • ¡Ah! ¡Una antología! Hace rato que no veía una antología de historias de terror y era casi imperdonable que un auto-profesado fan del cine de horror como yo nunca hubiera visto una de las más reconocidas del género: Black Sabbath (o "I tre volti della Paura" en italiano. "Las tres caras del miedo), del maestro italiano Mario Bava.



    Las tres historias que nos cuentan son: “El Teléfono”, sobre una mujer que es atormentada por las llamadas de un hombre que amenaza con matarla. “El Wurdulak” en que un viajero se refugia en una posada cuya familia espera de regreso a su padre, que varias noches atrás los abandonó para matar a un supuesto vampiro. Y por último “La Gota de agua”, donde una mujer que va a preparar el cuerpo de una recién fallecida toma una muy mala decisión.

    Estos cuentos no podrían ser más temáticamente diferentes. Mientras el primero es un “Giallo” con mucho suspenso las otras dos son historias sobrenaturales de vampiros y fantasmas bastante típicas. Ninguno de los tres tiene giros especialmente sorprendentes y su evolución es bastante típica. Cualquier que haya visto antes una película del género fácilmente puede adivinar cómo terminarán.


    Afortunadamente la gracia de este film no está tanto en las historias en si sino en todos los aspectos que las rodean. Este es un film bellísimo, lleno de color y estilo. La primera historia se desarrolla en un apartamente elegantísimo lleno de luz y detalles mientras que El Wurdalak y La Gota de Agua se destacan por unos ambientes más góticos en las montañas europeas, en un convento abandonado o en una mansión en decadencia habitadas por gatos negros. La iluminación aprovecha al máximo el technicolor brindándonos rojos, verdes y violetas muy vivos que en combinación con la bizarra musicalización resultan toda una experiencia.

    En el aspecto actoral cabe destacar no solo la increíble belleza de las protagonistas de los cortometrajes sino también la presencia del gran Boris Karloff que no solo interpreta al ser vampírico que hizo icónica a esta película, sino que también nos brinda unas graciosas secuencias de introducción y cierre.


    No creo que haya mucho más que decir de Black Sabbath. Hoy en día puede resultar demasiado familiar o simple, pero en su día fue increíblemente influyente e importante (Hey! No por nada cierta banda se cambió su nombre en honor a ella). Es casi un deber de todo amante del horror verla y me siento culpable por haberme demorado tanto en hacerlo.




  • Lo Bueno: Gran manejo de la ambientación. La presencia de Boris Karloff.



  • Lo Malo: Ninguna de las tres historias resalta demasiado. Tienen un desarrollo demasiado familiar..



  • Lo Feo: Hay versiones fuertemente editadas y censuradas rondando por ahi. Espero logren encontrar la correcta.










  • CALIFICACIÓN: 7/10




    01 septiembre, 2016

    The Purge: Election Year





  • Año: 2016



  • Pais: USA



  • Director: James DeMonaco



  • Género: Asesinos



  • Versión: Teatral



  • La verdad es que si iba a escribir una review de The Purge: Election Year, pero eventualmente terminé escribiendo en ella tanto de las películas anteriores que mejor decidí convertirla en una análisis completo de toda la trilogía y publicarlo en GamerFocus.








  • Lo Bueno: El manejo del trasfondo político. Algunos momentos muy inspirados de dirección de arte.


  • Lo Malo: Se le nota el bajo presupuesto en sus escenarios repetitivos y mal trabajo de iluminación.


  • Lo Feo: Que el villano no se llama Ronald Drumpf.












  • CALIFICACIÓN: 7/10




    24 agosto, 2016

    The Shallows




  • Año: 2016


  • Pais: USA


  • Director: Jaume Collet-Serra


  • Género: Animales asesinos
  • Nombre en español: Miedo en lo profundo


  • Versión: Teatral



  • Ah! Una película con un tiburón asesino! El pan y el agua de los amantes de las malas películas de horror. El 90% de la programación de SyFy channel.

    Las películas de tiburones suelen tener muy mala reputación ¡Y CON RAZÓN! Existen cientos de ellas (de verdad, cientos) y no creo que exagero si digo que el 99% de ellas son terribles. Pero esta no es una basura CGI lanzada directo a DVD, ni una “exclusiva” del canal de Sharknado. Esta es una película de supervivencia hecha y derecha llena de momentos de pura tensión y suspenso.

    Nancy Adams (Blake Lively) es una mujer que siguiendo los pasos de su fallecida madre ha llegado a una playa secreta en México para surfear, pero tras una tarde de diversión en las olas es atacada por un gran tiburón blanco (una gran tiburón blanca, para ser precisos) y busca refugio en una roca. Pero la marea eventualmente va a subir y debe buscar la forma de salvarse antes de que esto ocurra o no habrá nada que la salve de la enorme criatura.

    El desarrollo no es muy diferente al de otras películas de supervivencia en que un protagonista queda atrapado en un solo lugar. La desesperación inicial, la recursividad para curar sus heridas, la aceptación de la posible muerte y finalmente la voluntad y resolución de luchar y vivir. Todo esto ya lo hemos visto en otras películas pero la gracia de esta fórmula es verla aplicada a diferentes situaciones y escenarios. En este caso en un bellísimo y paradisiaco paraje tropical.


    Detrás de toda la lucha de Nancy se encuentra una historia de un drama familiar y una persona abandonando los retos de la vida. Es un trasfondo muy cliché que hemos visto cientos de veces en toda clase de historias, así que no me extrañaría si muchos de ustedes ruedan los ojos con ello. Lo bueno es que al menos funciona como metáfora. The Shallows hace un paralelo entre la vida de la protagonista y su madre con varias situaciones y la lucha contra el tiburón (ejem... disculpen, la tiburón) pretende relacionarse temáticamente con la lucha de su madre con el cáncer y hasta cierta parte funciona (gracias a simbolismos como el de la “isla de la mujer embarazada”) pero a la larga se siente innecesario. Esta podía ser la historia de una mujer o un hombre sin ninguna carga emocional en su pasado contra la misma criatura y resultar igual de interesante.

    Claro que para mantenerse interesante durante todo su metraje la película se lleva a si misma a algunos extremos. No se puede repetir mucho los mismos escapes a nado así que para su recta final se recurre a una pelea de “jefe final” que raya en lo exagerado. Si, es emocionante y logró mantenerme al borde de mi asiento, pero al pensar sobre ello resalta por lo inverosímil y absurdo que resulta.

    Tambièn descubrí que no tengo ni la más remota idea de cómo funciona una boya.

    Quiero hablar bien de las proezas técnicas de la película. El tibu... La tiburón es una creación en CGI pero luce absolutamente fantástica y creíble por lo que su mera presencia logra crear miedo y tensión. No puedo decir lo mismo de otros momentos como la infame sección con las “medusas” ya que estas lucen como salidas de un videojuego de la década pasada.


    Algo de lo que tal vez no se dieron cuenta es que más del 90% de esta película no está grabada en locación sino en un tanque de agua en un estudio, pero el trabajo de composición e iluminación es tan bueno que no nos hace dudar en ningún momento que estamos en esa bella playa. Las tomas cenitales y aquellas cuyo objetivo es deleitarnos con el paisaje realmente quitan el aliento y nos hacen dar ganas de estar allí (solo que sin tiburones, gracias).

    Y lo que dejé para lo último, ya que es lo mejor del film, es la actuación de Blake Lively. Esta mujer logra mediante pura expresión corporal transmitirnos todo su miedo, desesperación y resolución. Su limitado atuendo puede parecer algo gratuito, pero ayuda a aumentar la sensación de vulnerabilidad sobre ella. Claro que también se le da un pequeño compañero para que tenga con quien hablar un poco, una gaviota herida a la que apropiadamente llama “Steven Seagull” (Best. Pun. Ever). Este animalito puede no hacer mucho, pero resulta crítico en el desarrollo del personaje de Nancy y simplemente es agradable verlo ahí, siempre, entre las rocas.


    The Shallows es cheesy, MUY CHEESY, pero al igual que todas las películas de Jaume Collet-Serra (House of Wax, Orphan, Unknown) no es una película muy original pero si atrapante y visualmente muy interesante que vale la pena ver (esa toma de la pantalla cubriendose de sangre bajo el mar... wow). Siento que en el futuro las películas de este señor van a ser redescubiertas y muy bien apreciadas.

    Además puedo decir que es la 2da mejor película de tiburones asesinos que he visto. Justo debajo de Jaws y un poco por encima de Bait (Me gustó Bait. No me juzguen)




  • Lo Bueno: La actuación de Blake Lively, el paradisiaco escenario y el manejo de los momentos de tensión.

  • Lo Malo: El trasfondo con el drama familiar no choca, pero era innecesario.

  • Lo Feo: La escena con las medusas y un par más resultan muy, muy falsas. No vimos una batalla épica y sangrienta entre la tiburón y Steven Seagull












  • CALIFICACIÓN: 7.5/10



    21 agosto, 2016

    Lights Out



  • Año: 2016


  • Pais: USA


  • Director: David F. Sandberg


  • Género: Fantasmas


  • Versión: Teatral



  • El 19 de abril de 2014 publiqué en este blog un escalofriante cortometraje llamado Lights Out el cual se había vuelto viral en Internet. En ese artículo me preguntaba “¿Cuánto demorará algún idiota de Hollywood en querer convertirlo en una película?”

    No mucho, obviamente.

    Y me retracto de haber llamado idiota a Lawrence Grey, pues tuvo la genial idea de dejar que el mismo creador del corto se encargara de escribir y dirigir la película y se alió con James Wan para producirla. Ambas fueron excelentes decisiones pues el resultado final es una película bastante efectiva.


    El concepto es el mismo del corto. Una entidad que sólo puede manifestarse en la oscuridad. Este no es un concepto raro y de inmediato me recuerda a otras películas como Darkness Falls, Pitch Black o en cierta forma a ese gran episodio de The X-Files que es Folie a deux. En general la idea de la oscuridad como peligro ha sido utilizada y sobre-utilizada en el cine de horror, pero la verdad es que pocas veces ha sido utilizada de forma tan literal como aquí.

    El monstruo de turno se llama Diana y la única forma de evitar que ella te destroze es permaneciendo bajo una fuente de luz. Las reglas sobre como “funciona” este ser son establecidas rápidamente y los personajes tampoco pierden el tiempo en descubrir cómo estar a salvo. Lo bueno es que Diana es tan agresiva como puede serlo un fantasma y aún de día busca la forma de llegar a los personajes ya sea en habitaciones con las cortinas cerradas o incluso desde debajo de la cama (creando muy buenos “jump scares”). Esto fuerza a los personajes a ser creativos, pensar rápido y buscar aprovechar cualquier posible fuente de luz. Algunos de los mejores momentos del film se dan incluso gracias a la iluminación de fuentes no muy convencionales, como el parpadeante anuncio de un local de tatuajes.



    El problema es que esto haría que Diana fuera bastante fácil de evitar, simplemente no se apagan las luces y listo... lo que fuerza al guiòn a recurrir a fallos de energìa que llegan en momentos tan precisos que no pueden ser coincidencia. Nunca queda claro si estos podían ser causados por Diana o no. No tendría sentido que fuera así, como tampoco tiene sentido que no ataque en algunas ocasiones en que los protagonistas son la presa más fácil del mundo.

    Algo que no me gustó para nada es la forma en que se presenta el trasfondo de la historia. La película prácticamente se detiene en un par de ocasiones para que los personajes puedan investigar y explicarse entre ellos los orígenes del horror que están sufriendo, los cuales son narrados mediante las típicas tomas de edición rápida con filtro “setentero”. Es un cliché y aunque buena parte del público aprecia estas cosas, yo hubiera preferido a que se mantuviera un mayor misterio sobre la historia con tal de no tener que recurrir a una narrativa tan barata.

    Me resulta interesante que los orígenes y naturaleza de nuestra fotofóbica villana están relacionados con la enfermedad mental de uno de los personajes y no es muy difìcil darse cuenta que ella funciona como una metáfora de lo complicada que es la vida de una persona que sufra de una de ellas. Vemos una familia disfuncional en que todos se quieren pero no pueden vivir unos con los otros sin hacerse daño, incluso en ciertos momentos podemos ver las cosas desde el punto de vista de la persona enferma y lo mucho que sufre al saber que está haciendo daño a ellos que ama y no puede controlarlo. Estoy bastante seguro que este no es simplemente una lectura del film y que era la intención de los creadores hacerla así. Incluso hay una escena en que los personajes niegan directamente la existencia de los fantasmas haciendo una relación directa con la enfermedad de la que sufre una de ellas. Es una mirada interesante y diferente sobre este tema pero que puede resultar bastante controversial tomando el final del film... que no voy a spoilear aquí, obviamente.


    Otra cosa a lamentar, al menos a mi gusto, es el diseño de la villana. Obviamente hay momentos del film en que nos permiten ver cómo luce y me decepcionó ver que es una apariencia de persona quemada bastante normal en términos de efectos especiales y de “looks” de monstruos de películas. Una lástima ya que yo esperaba ver algo similar al cortometraje, donde la criatura tiene una apariencia que me perturba aún hoy en día.

    En cuanto a actuaciones me encanto ver de nuevo a la bellísima Teresa Palmer, que cada vez estoy viendo aparecer en más películas y me sorprendió ver por aquí a la gran Maria Bello. No soy muy fan de la actuación infantil de la película, que me pareció muy irregular y hay momentos en que no funciona para nada.


    Lights Out se convirtió en un éxito inmediato de taquilla que en su primer día en cines ya había casi duplicado su costo de producción. David F. Sandberg probó que tiene mucho talento y voy a estar muy pendiente de lo que venga en su carrera (aunque espero que mejore sus guiones) y de la inevitable secuela de esta película. Creo que a diferencia de films basura como Annabelle o Ouija esta sí merece ese éxito. Es una película llena de buenos sustos y tensión, con una villana y unos temas muy interesantes, aun a pesar de que su trama llega a ser muy genérica por momentos.




  • Lo Bueno: El concepto de la “luz” se aprovecha muy bien para crear buenos momentos.

  • Lo Malo: Tiene bastantes momentos de drama barato y revela su trasfondo de una forma típica y llena de clichés.

  • Lo Feo: Tomando en cuenta la metáfora que maneja su desenlace puede resultar... mmmm.... “incómodo”.











  • CALIFICACIÓN: 7/10



    16 agosto, 2016

    AM1200



  • Año: 2008


  • Pais: USA


  • Director: David Prior


  • Género: Horror psicológico


  • Versión: DVDRip


  • Un hombre huyendo tras cometer un crimen que se encuentra con algo sobrenatural en su camino. Si, ya lo vimos en From Dusk Till Dawn, ya lo vimos en The Cottage, no es nada novedoso. En este caso nuestro protagonista ha cometido fraude financiero. Es un hombre cansado de “servir” a los que en verdad se enriquecen y ahora está en graves problemas. En su camino su auto se queda varado en medio de la nada (obviamente) y como esta es una persona que aparentemente NUNCA ha visto una película de terror en su vida, busca ayuda en una misteriosa emisora que pareciera estar abandonada.

    Y pasan cosas raras.

    AM1200 ni siquiera es una película. Es un mediometraje (dura menos de 50 minutos) que comenzó a gozar de cierto status “de culto” tras presentarse en algunos festivales de horror y volverse bastante difìcil de conseguir. No está en ningún servicio de streaming y solo se puede conseguir a través del sitio web oficial (o pirata... claro está). Es un buen film aunque muy derivativo de otras películas e historias mejores. Aunque a primera vista se puede pensar que gasta demasiado tiempo creando un trasfondo para el protagonista la verdad es que este es necesario para apreciar la ironía del final, el cual presenta una “sorpresa” nada alejada del estilo de The Twilight Zone o de los cuentos de horror de EC Comics.



    Es en esta revelación final pseudo-Lovecraftiana en la que reside toda la fuerza de esta historia. Sin ello no es nada, y honestamente termina sabiendo a poco. Se agradece que no lo revelen todo, que dejen a la imaginación del espectador la magnitud de este horror... pero a grandes rasgos no es nada grandioso, aunque funciona.

    Tiene buenas actuaciones (resaltando la aparición del gran Ray Wise) y un muy buen manejo de la atmósfera y el sonido, pero pues... eso es todo.




  • Lo Bueno: Buena atmósfera. La revelación final esta... bien.

  • Lo Malo: Para hacer tanto alarde de sus influencias Lovecraftianas la verdad es que podía dar más de si.

  • Lo Feo: En serio! Te vas a meter ahí a mitad de la noche oscura!?.












  • CALIFICACIÓN: 6/10



    13 agosto, 2016

    The Abominable Dr. Phibes



  • Año: 1971


  • Pais: Inglaterra


  • Director: Robert Fuest


  • Género: Asesinos en serio


  • Versión: DVDRip



  • Hay pocas película que sirvan como mejor ejemplo de lo vital que fue Vincent Price para el género del terror durante buena parte del siglo pasado. En The Abominable Dr. Phibes su personaje tiene el rostro paralizado así que no expresa emoción alguna, ni siquiera mueve los labios y se pasa todo el tiempo bajo un maquillaje pálido y triste... y aún así se las arregla para ser el alma y vida de esta joya de culto.

    La trama sigue la cadena de extrañas muertes que sufren un grupo de doctores relacionado con el fallido intento de salvar la vida de una mujer años atrás. Estas muertes están inspiradas en las plagas de Egipto y los investigadores de la policía se encuentran desesperados tratando de encontrar el culpable y la razón de estos asesinatos antes de que la mente maestra detrás de ellos complete su plan.


    No voy a revelar más de la trama. Es cierto que puede llegar a ser predecible y hasta tonta, pero parte de la gracia de esta película es ver cómo los personajes reaccionan a los descubrimientos que hacen. El desarrollo se divide en dos. Por un lado tenemos al Dr. Phibes (el cual es realmente un músico, no doctor. Ni idea por qué se le da ese título en el nombre de la película... o bueno, sí, porque querían que pareciera una de “científicos locos”) el asesino que nos muestra una historia trágica de obsesión, venganza y horror gótico mientras que todas las escenas con la policía se toman la historia con mucha más calma y un curioso manejo del humor. El contraste haría parecer que fueran dos películas diferentes o que los tonos de ambas chocaran y dañaran la película, pero están tan bien hiladas en la trama y el conjunto es tan teatral y exagerado que todo termina funcionando bien.

    Eso si, la trama es absurda. A las películas de horror de la época les perdonamos muchas cosas pero la verdad es que aquí todo carece de sentido y lógica. Uno no entiende cómo carajos los personajes pueden lograr las cosas sin ser detectados o como otros actúan de formas tan irracionales. Entre más pensamos en los funcionamientos del argumento más nos damos cuenta de lo tonto que es. Disfrutar esta película depende plenamente de estar en el estado de mente correcto para disfrutar de los elementos más “campy” posibles.

    Otro aspecto en el que resalta este film es en su dirección de arte y cinematografía. La mansión de Phibes es una bellísima locación con estilo art-deco (algo curioso tomando en cuenta que la elección lógica sería un castillo gótico) y toda clase de rarezas que parecen sacadas de El Fantasma de La Opera o The Twilight Zone. Mientras que en las escenas de los asesinatos tenemos efectos muy divertidos en los que participan toda clase de animales y artilugios. En cuanto a estos bien pueden ser considerados los predecesores de las trampas y sets que vimos en películas como Se7en o Saw.



    The Abominable Dr. Phibes es una película Serie-B muy de su época hecha principalmente para el lucimiento del gran Vincent Price. No creo que los públicos modernos la puedan gozar mucho, pero para los fans y estudiosos del horror clásico es imprescindible.




  • Lo Bueno: La presencia de Vincent Price y el diseño de su mansión.

  • Lo Malo: La trama carece de sentido y lógica.

  • Lo Feo: La asistente de Phibes es uno de los personajes más interesantes del film, pero carece de cualquier trasfondo, historia o desarrollo.










  • CALIFICACIÓN: 6/10