Menu

Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

24 agosto, 2016

The Shallows




  • Año: 2016


  • Pais: USA


  • Director: Jaume Collet-Serra


  • Género: Animales asesinos
  • Nombre en español: Miedo en lo profundo


  • Versión: Teatral



  • Ah! Una película con un tiburón asesino! El pan y el agua de los amantes de las malas películas de horror. El 90% de la programación de SyFy channel.

    Las películas de tiburones suelen tener muy mala reputación ¡Y CON RAZÓN! Existen cientos de ellas (de verdad, cientos) y no creo que exagero si digo que el 99% de ellas son terribles. Pero esta no es una basura CGI lanzada directo a DVD, ni una “exclusiva” del canal de Sharknado. Esta es una película de supervivencia hecha y derecha llena de momentos de pura tensión y suspenso.

    Nancy Adams (Blake Lively) es una mujer que siguiendo los pasos de su fallecida madre ha llegado a una playa secreta en México para surfear, pero tras una tarde de diversión en las olas es atacada por un gran tiburón blanco (una gran tiburón blanca, para ser precisos) y busca refugio en una roca. Pero la marea eventualmente va a subir y debe buscar la forma de salvarse antes de que esto ocurra o no habrá nada que la salve de la enorme criatura.

    El desarrollo no es muy diferente al de otras películas de supervivencia en que un protagonista queda atrapado en un solo lugar. La desesperación inicial, la recursividad para curar sus heridas, la aceptación de la posible muerte y finalmente la voluntad y resolución de luchar y vivir. Todo esto ya lo hemos visto en otras películas pero la gracia de esta fórmula es verla aplicada a diferentes situaciones y escenarios. En este caso en un bellísimo y paradisiaco paraje tropical.


    Detrás de toda la lucha de Nancy se encuentra una historia de un drama familiar y una persona abandonando los retos de la vida. Es un trasfondo muy cliché que hemos visto cientos de veces en toda clase de historias, así que no me extrañaría si muchos de ustedes ruedan los ojos con ello. Lo bueno es que al menos funciona como metáfora. The Shallows hace un paralelo entre la vida de la protagonista y su madre con varias situaciones y la lucha contra el tiburón (ejem... disculpen, la tiburón) pretende relacionarse temáticamente con la lucha de su madre con el cáncer y hasta cierta parte funciona (gracias a simbolismos como el de la “isla de la mujer embarazada”) pero a la larga se siente innecesario. Esta podía ser la historia de una mujer o un hombre sin ninguna carga emocional en su pasado contra la misma criatura y resultar igual de interesante.

    Claro que para mantenerse interesante durante todo su metraje la película se lleva a si misma a algunos extremos. No se puede repetir mucho los mismos escapes a nado así que para su recta final se recurre a una pelea de “jefe final” que raya en lo exagerado. Si, es emocionante y logró mantenerme al borde de mi asiento, pero al pensar sobre ello resalta por lo inverosímil y absurdo que resulta.

    Tambièn descubrí que no tengo ni la más remota idea de cómo funciona una boya.

    Quiero hablar bien de las proezas técnicas de la película. El tibu... La tiburón es una creación en CGI pero luce absolutamente fantástica y creíble por lo que su mera presencia logra crear miedo y tensión. No puedo decir lo mismo de otros momentos como la infame sección con las “medusas” ya que estas lucen como salidas de un videojuego de la década pasada.


    Algo de lo que tal vez no se dieron cuenta es que más del 90% de esta película no está grabada en locación sino en un tanque de agua en un estudio, pero el trabajo de composición e iluminación es tan bueno que no nos hace dudar en ningún momento que estamos en esa bella playa. Las tomas cenitales y aquellas cuyo objetivo es deleitarnos con el paisaje realmente quitan el aliento y nos hacen dar ganas de estar allí (solo que sin tiburones, gracias).

    Y lo que dejé para lo último, ya que es lo mejor del film, es la actuación de Blake Lively. Esta mujer logra mediante pura expresión corporal transmitirnos todo su miedo, desesperación y resolución. Su limitado atuendo puede parecer algo gratuito, pero ayuda a aumentar la sensación de vulnerabilidad sobre ella. Claro que también se le da un pequeño compañero para que tenga con quien hablar un poco, una gaviota herida a la que apropiadamente llama “Steven Seagull” (Best. Pun. Ever). Este animalito puede no hacer mucho, pero resulta crítico en el desarrollo del personaje de Nancy y simplemente es agradable verlo ahí, siempre, entre las rocas.


    The Shallows es cheesy, MUY CHEESY, pero al igual que todas las películas de Jaume Collet-Serra (House of Wax, Orphan, Unknown) no es una película muy original pero si atrapante y visualmente muy interesante que vale la pena ver (esa toma de la pantalla cubriendose de sangre bajo el mar... wow). Siento que en el futuro las películas de este señor van a ser redescubiertas y muy bien apreciadas.

    Además puedo decir que es la 2da mejor película de tiburones asesinos que he visto. Justo debajo de Jaws y un poco por encima de Bait (Me gustó Bait. No me juzguen)




  • Lo Bueno: La actuación de Blake Lively, el paradisiaco escenario y el manejo de los momentos de tensión.

  • Lo Malo: El trasfondo con el drama familiar no choca, pero era innecesario.

  • Lo Feo: La escena con las medusas y un par más resultan muy, muy falsas. No vimos una batalla épica y sangrienta entre la tiburón y Steven Seagull












  • CALIFICACIÓN: 7.5/10



    21 agosto, 2016

    Lights Out



  • Año: 2016


  • Pais: USA


  • Director: David F. Sandberg


  • Género: Fantasmas


  • Versión: Teatral



  • El 19 de abril de 2014 publiqué en este blog un escalofriante cortometraje llamado Lights Out el cual se había vuelto viral en Internet. En ese artículo me preguntaba “¿Cuánto demorará algún idiota de Hollywood en querer convertirlo en una película?”

    No mucho, obviamente.

    Y me retracto de haber llamado idiota a Lawrence Grey, pues tuvo la genial idea de dejar que el mismo creador del corto se encargara de escribir y dirigir la película y se alió con James Wan para producirla. Ambas fueron excelentes decisiones pues el resultado final es una película bastante efectiva.


    El concepto es el mismo del corto. Una entidad que sólo puede manifestarse en la oscuridad. Este no es un concepto raro y de inmediato me recuerda a otras películas como Darkness Falls, Pitch Black o en cierta forma a ese gran episodio de The X-Files que es Folie a deux. En general la idea de la oscuridad como peligro ha sido utilizada y sobre-utilizada en el cine de horror, pero la verdad es que pocas veces ha sido utilizada de forma tan literal como aquí.

    El monstruo de turno se llama Diana y la única forma de evitar que ella te destroze es permaneciendo bajo una fuente de luz. Las reglas sobre como “funciona” este ser son establecidas rápidamente y los personajes tampoco pierden el tiempo en descubrir cómo estar a salvo. Lo bueno es que Diana es tan agresiva como puede serlo un fantasma y aún de día busca la forma de llegar a los personajes ya sea en habitaciones con las cortinas cerradas o incluso desde debajo de la cama (creando muy buenos “jump scares”). Esto fuerza a los personajes a ser creativos, pensar rápido y buscar aprovechar cualquier posible fuente de luz. Algunos de los mejores momentos del film se dan incluso gracias a la iluminación de fuentes no muy convencionales, como el parpadeante anuncio de un local de tatuajes.



    El problema es que esto haría que Diana fuera bastante fácil de evitar, simplemente no se apagan las luces y listo... lo que fuerza al guiòn a recurrir a fallos de energìa que llegan en momentos tan precisos que no pueden ser coincidencia. Nunca queda claro si estos podían ser causados por Diana o no. No tendría sentido que fuera así, como tampoco tiene sentido que no ataque en algunas ocasiones en que los protagonistas son la presa más fácil del mundo.

    Algo que no me gustó para nada es la forma en que se presenta el trasfondo de la historia. La película prácticamente se detiene en un par de ocasiones para que los personajes puedan investigar y explicarse entre ellos los orígenes del horror que están sufriendo, los cuales son narrados mediante las típicas tomas de edición rápida con filtro “setentero”. Es un cliché y aunque buena parte del público aprecia estas cosas, yo hubiera preferido a que se mantuviera un mayor misterio sobre la historia con tal de no tener que recurrir a una narrativa tan barata.

    Me resulta interesante que los orígenes y naturaleza de nuestra fotofóbica villana están relacionados con la enfermedad mental de uno de los personajes y no es muy difìcil darse cuenta que ella funciona como una metáfora de lo complicada que es la vida de una persona que sufra de una de ellas. Vemos una familia disfuncional en que todos se quieren pero no pueden vivir unos con los otros sin hacerse daño, incluso en ciertos momentos podemos ver las cosas desde el punto de vista de la persona enferma y lo mucho que sufre al saber que está haciendo daño a ellos que ama y no puede controlarlo. Estoy bastante seguro que este no es simplemente una lectura del film y que era la intención de los creadores hacerla así. Incluso hay una escena en que los personajes niegan directamente la existencia de los fantasmas haciendo una relación directa con la enfermedad de la que sufre una de ellas. Es una mirada interesante y diferente sobre este tema pero que puede resultar bastante controversial tomando el final del film... que no voy a spoilear aquí, obviamente.


    Otra cosa a lamentar, al menos a mi gusto, es el diseño de la villana. Obviamente hay momentos del film en que nos permiten ver cómo luce y me decepcionó ver que es una apariencia de persona quemada bastante normal en términos de efectos especiales y de “looks” de monstruos de películas. Una lástima ya que yo esperaba ver algo similar al cortometraje, donde la criatura tiene una apariencia que me perturba aún hoy en día.

    En cuanto a actuaciones me encanto ver de nuevo a la bellísima Teresa Palmer, que cada vez estoy viendo aparecer en más películas y me sorprendió ver por aquí a la gran Maria Bello. No soy muy fan de la actuación infantil de la película, que me pareció muy irregular y hay momentos en que no funciona para nada.


    Lights Out se convirtió en un éxito inmediato de taquilla que en su primer día en cines ya había casi duplicado su costo de producción. David F. Sandberg probó que tiene mucho talento y voy a estar muy pendiente de lo que venga en su carrera (aunque espero que mejore sus guiones) y de la inevitable secuela de esta película. Creo que a diferencia de films basura como Annabelle o Ouija esta sí merece ese éxito. Es una película llena de buenos sustos y tensión, con una villana y unos temas muy interesantes, aun a pesar de que su trama llega a ser muy genérica por momentos.




  • Lo Bueno: El concepto de la “luz” se aprovecha muy bien para crear buenos momentos.

  • Lo Malo: Tiene bastantes momentos de drama barato y revela su trasfondo de una forma típica y llena de clichés.

  • Lo Feo: Tomando en cuenta la metáfora que maneja su desenlace puede resultar... mmmm.... “incómodo”.











  • CALIFICACIÓN: 7/10



    16 agosto, 2016

    AM1200



  • Año: 2008


  • Pais: USA


  • Director: David Prior


  • Género: Horror psicológico


  • Versión: DVDRip


  • Un hombre huyendo tras cometer un crimen que se encuentra con algo sobrenatural en su camino. Si, ya lo vimos en From Dusk Till Dawn, ya lo vimos en The Cottage, no es nada novedoso. En este caso nuestro protagonista ha cometido fraude financiero. Es un hombre cansado de “servir” a los que en verdad se enriquecen y ahora está en graves problemas. En su camino su auto se queda varado en medio de la nada (obviamente) y como esta es una persona que aparentemente NUNCA ha visto una película de terror en su vida, busca ayuda en una misteriosa emisora que pareciera estar abandonada.

    Y pasan cosas raras.

    AM1200 ni siquiera es una película. Es un mediometraje (dura menos de 50 minutos) que comenzó a gozar de cierto status “de culto” tras presentarse en algunos festivales de horror y volverse bastante difìcil de conseguir. No está en ningún servicio de streaming y solo se puede conseguir a través del sitio web oficial (o pirata... claro está). Es un buen film aunque muy derivativo de otras películas e historias mejores. Aunque a primera vista se puede pensar que gasta demasiado tiempo creando un trasfondo para el protagonista la verdad es que este es necesario para apreciar la ironía del final, el cual presenta una “sorpresa” nada alejada del estilo de The Twilight Zone o de los cuentos de horror de EC Comics.



    Es en esta revelación final pseudo-Lovecraftiana en la que reside toda la fuerza de esta historia. Sin ello no es nada, y honestamente termina sabiendo a poco. Se agradece que no lo revelen todo, que dejen a la imaginación del espectador la magnitud de este horror... pero a grandes rasgos no es nada grandioso, aunque funciona.

    Tiene buenas actuaciones (resaltando la aparición del gran Ray Wise) y un muy buen manejo de la atmósfera y el sonido, pero pues... eso es todo.




  • Lo Bueno: Buena atmósfera. La revelación final esta... bien.

  • Lo Malo: Para hacer tanto alarde de sus influencias Lovecraftianas la verdad es que podía dar más de si.

  • Lo Feo: En serio! Te vas a meter ahí a mitad de la noche oscura!?.












  • CALIFICACIÓN: 6/10



    13 agosto, 2016

    The Abominable Dr. Phibes



  • Año: 1971


  • Pais: Inglaterra


  • Director: Robert Fuest


  • Género: Asesinos en serio


  • Versión: DVDRip



  • Hay pocas película que sirvan como mejor ejemplo de lo vital que fue Vincent Price para el género del terror durante buena parte del siglo pasado. En The Abominable Dr. Phibes su personaje tiene el rostro paralizado así que no expresa emoción alguna, ni siquiera mueve los labios y se pasa todo el tiempo bajo un maquillaje pálido y triste... y aún así se las arregla para ser el alma y vida de esta joya de culto.

    La trama sigue la cadena de extrañas muertes que sufren un grupo de doctores relacionado con el fallido intento de salvar la vida de una mujer años atrás. Estas muertes están inspiradas en las plagas de Egipto y los investigadores de la policía se encuentran desesperados tratando de encontrar el culpable y la razón de estos asesinatos antes de que la mente maestra detrás de ellos complete su plan.


    No voy a revelar más de la trama. Es cierto que puede llegar a ser predecible y hasta tonta, pero parte de la gracia de esta película es ver cómo los personajes reaccionan a los descubrimientos que hacen. El desarrollo se divide en dos. Por un lado tenemos al Dr. Phibes (el cual es realmente un músico, no doctor. Ni idea por qué se le da ese título en el nombre de la película... o bueno, sí, porque querían que pareciera una de “científicos locos”) el asesino que nos muestra una historia trágica de obsesión, venganza y horror gótico mientras que todas las escenas con la policía se toman la historia con mucha más calma y un curioso manejo del humor. El contraste haría parecer que fueran dos películas diferentes o que los tonos de ambas chocaran y dañaran la película, pero están tan bien hiladas en la trama y el conjunto es tan teatral y exagerado que todo termina funcionando bien.

    Eso si, la trama es absurda. A las películas de horror de la época les perdonamos muchas cosas pero la verdad es que aquí todo carece de sentido y lógica. Uno no entiende cómo carajos los personajes pueden lograr las cosas sin ser detectados o como otros actúan de formas tan irracionales. Entre más pensamos en los funcionamientos del argumento más nos damos cuenta de lo tonto que es. Disfrutar esta película depende plenamente de estar en el estado de mente correcto para disfrutar de los elementos más “campy” posibles.

    Otro aspecto en el que resalta este film es en su dirección de arte y cinematografía. La mansión de Phibes es una bellísima locación con estilo art-deco (algo curioso tomando en cuenta que la elección lógica sería un castillo gótico) y toda clase de rarezas que parecen sacadas de El Fantasma de La Opera o The Twilight Zone. Mientras que en las escenas de los asesinatos tenemos efectos muy divertidos en los que participan toda clase de animales y artilugios. En cuanto a estos bien pueden ser considerados los predecesores de las trampas y sets que vimos en películas como Se7en o Saw.



    The Abominable Dr. Phibes es una película Serie-B muy de su época hecha principalmente para el lucimiento del gran Vincent Price. No creo que los públicos modernos la puedan gozar mucho, pero para los fans y estudiosos del horror clásico es imprescindible.




  • Lo Bueno: La presencia de Vincent Price y el diseño de su mansión.

  • Lo Malo: La trama carece de sentido y lógica.

  • Lo Feo: La asistente de Phibes es uno de los personajes más interesantes del film, pero carece de cualquier trasfondo, historia o desarrollo.










  • CALIFICACIÓN: 6/10




    08 agosto, 2016

    Razorback



  • Año: 1984


  • Pais: Australia


  • Director: Russell Mulcahy


  • Género: Animales asesinos


  • Versión: DVDRip


  • Tiburón en la sabana australiana”. Esta es una frase promocional bastante apropiada. Obviamente una buena forma de llamar la atención sobre otra de tantas películas de animales asesinos que salieron en los 70’s y 80’s nombrando a la mejor de todas ellas y la que creó el “boom” de este tipo de películas, pero la verdad es que tiene un elemento clave muy en común con la película de Spielberg y es la forma en que ambos films manejan a la bestia, una enorme creación animatrónica que durante casi toda la película la vemos solo en sombras y cortes rápidos para no revelarla completamente, lo que resulta ser bastante efectivo para manejar el suspenso.

    Claro que ahí se acaban las comparaciones, porque en casi todos los demás aspectos (menos en su cinematografía), Razorback es una película muy pobre.



    La historia comienza con un hombre que ver como un enorme Jabalí arrasa su casa llevándose consigo la vida de su nieto bebé y luego es acusado por la muerte del infante en una obvia referencia a A Cry in the Dark (o en el caso de la vida real que inspiró esa película).

    Dos años después, una activista de los derechos de los animales viaja a Australia a investigar la cacería de canguros y su destino obviamente estará ligado al del cerdo salvaje gigante. Inicialmente me pareció refrescante e interesante que una mujer defensora de los animales (y embarazada) fuera la heroína del film. Pensé que eso iba a dar una perspectiva diferente a la situación... pero pronto esta chica desaparece para dar paso a su prometido como el verdadero héroe del film.

    Bueeeeeeno, ni modo.

    Lo que sigue es la predecible “aventura” de este hombre recorriendo la sabana y el desierto mientras el “monstruo” y los cazadores de canguros causan destrozos a su paso. No hay mucho que resaltar aquí. Los personajes principales son poco interesantes, el drama de la “venganza” contra el jabalí toca las mismas notas de tantas otras películas similares y los otros villanos humanos no son más que molestos y desagradables.

    En lo que si sobresale Razorback es en su fotografía. El cinematógrafo Dean Semler usa los paisajes del interior australiano de forma magistral y en combinación con la luz del sol y la luna logra crear una composiciones realmente bellas; Tanto que podría decir sin temor que vale la pena ver esta película solo por poder disfrutar de estas escenas.


    También hay otros momentos interesantes como el surrealista viaje por el desierto o el intento de escapar del jabalí de una persona con las piernas rotas. Lástima que la que debería ser la escena climática del “enfrentamiento” se reduzca a un aburrido juego de gato y ratón en una fabrica genérica. De hecho, a diferencia que en tiburón, en ningún momento, ni siquiera al final, podemos echar una buena mirada a la criatura. A lo mejor tampoco era un muy buen diseño

    Y por si fuera poco la edición es un desastre incoherente que no guarda sentido del tiempo ni del espacio. Los personajes aparecen y reaparecen sin lógica alguna y la cámara no guarda ninguna relación entre una toma y otra. Raro viniendo del director que luego se encargaría de la gran Highlander.

    En fin, aparte de su sensacional trabajo de cinematografía no hay muchas más razones por las que pueda recomendar Razorback, asi que a menos que sean completistas de las películas sobre jabalíes o estudiosos de la composición de tomas en el cine tal vez sea mejor evitarla.




  • Lo Bueno: Bellísima cinematografía.

  • Lo Malo: Predecible, un final poco emocionante.

  • Lo Feo: Hubiera resultado mucho mejor con la protagonista que mataron al comienzo.












  • CALIFICACIÓN: 5/10



    23 julio, 2016

    Ghostbusters



  • Año: 2006


  • Pais: USA


  • Director: Paul Feig


  • Género: Fantasmas


  • Versión: Teatral







  • Pueden leer mi crítica de Ghostbusters en GamerFocus: http://www.gamerfocus.co/cineytv/cazafantasmas-la-resena/






  • Lo Bueno: Un genial y muy divertido elenco. El diseño de los fantasmas.

  • Lo Malo: No todas las bromas funcionan y carece de un buen villano. Se nota que muchas tramas y escenas fueron cortadas del film para hacerlo mas corto.

  • Lo Feo: La campaña de acoso e insultos que acompañó al film de parte de muchos seguidores inmaduros de la película original.












  • CALIFICACIÓN: 7/10



    04 julio, 2016

    Xipe Totec, una nueva serie web de zombies.

    La productora Sin Amor films esta comenzando a desarrollar una serie web de zombies llamada Xipe Totec.



    El director del Faustino Félix. Director y productor mexicano que ha trabajado anteriormente en otros proyectos de terror y han sido seleccionados a festival de horror como “Plenum” que fue seleccionado para el Terror Film Festival de Los Ángeles para mejor cortometraje y mejores efectos especiales. Igualmente con los cortos que produjo “Arrepentimento” y “Sirgo”, fueron seleccionados para el festival de Feratum para mejor cortometraje de horror mexicano.

    Xipe Totec tendrá 13 episodios de alrededor de 5 a 10 minutos. Se esta planeando que la serie tenga como mínimo tres temporadas que realizarán una cada año. La producción será hecha en Los Ángeles California, y será principalmente rodada en un complejo de apartamentos cerca de Hollywood. Al igual que desean tener unas escenas en la playa de Santa Mónica. El formato sera tipo "Falso documental" a lo Rec o The Blair Witch Project. Es la historia de un vlogger queriendo alcanzar la fama, Y el comenzará a grabar los eventos que suceden en su complejo de apartamentos el día que no los dejan salir de ahí. Hasta que se dan cuenta que no los dejan salir por que hay un brote de un virus zombi en su complejo. Y ahora deben de sobrevivir de alguna manera.



    La serie se espera que se estrene a finales de este año con la posibilidad de ser lanzada por medio de YouTube Red, al igual de tener algunos momentos en Facebook y en su pagina oficial.

    30 junio, 2016

    The Serpent and the Rainbow



  • Año: 1988


  • Pais: USA


  • Director: Wes Craven


  • Género: Brujería


  • Versión: DVDRip



  • Desde que George A. Romero nos presentó su influyente Night on The Living Dead en 1968 tenemos una idea muy precisa de lo que es un zombie. Esto básicamente ha borrado de la cultura popular la representación “real” de lo que se solía conocer como “zombie”, que eran las personas “traídas de la muerte” por un sacerdote vudú. Estas personas en realidad no son muertos vivientes, sino que por los efectos de una droga han dado la impresión de estar muertos y luego son recuperados de la tumba con daños mentales.

    The Serpent and the Rainbow es una de las pocas películas “Post-NOTLD” que tratan a los zombies desde este ángulo. En ella seguimos a Dennis Alan, un hombre que es enviado a Haití por una compañía farmacéutica, a investigar la supuesta droga capaz de hacer que un hombre pase por muerto con la idea de crear un nuevo tipo de anestesia. Tan pronto nuestro protagonista llega a la isla esta se convierte en una de esas películas de “turistas en peligro”. Ya saben esos films en que personajes blanc... del primer mundo visitan tierras subdesarr.... digo, “exóticas” y terminan poniéndose en peligro a manos de los peligrosos negr... habitantes.
    En este caso el peligro al que se enfrenta es el capitán Peytraud. Comandante de las fuerzas policiales de Haití y un poderoso hechicero Vudú. Un hombre que lo atormentará tanto físicamente como mentalmente.


    Y es que a pesar de la aproximación “científica” con la que parece tocar el tema de los zombies, definitivamente esta es una película sobre magia negra y hechicería. Podremos ver algunos ritos vudú y sus efectos, los cuales a veces se traducen en unos geniales efectos prácticos. No vamos a ver monstruos ni nada por el estilo pero podremos disfrutar de unas secuencias oníricas de una gran calidad visual y mucha carga simbólica que los amantes del horror ochentero disfrutaremos sin duda. La mano del creador de A Nightmare on Elm Street se nota a leguas y es que definitivamente esta fue la mejor época de Wes Craven. Eso no la salva de tener algunos momentos genialmente “ridículos”, como cuando Dennis invoca a su espíritu animal para que le ayude a luchar.

    Lo más interesante de esta película es que trata, y trata con ganas, de hacer un comentario político. La acción se desarrolla durante el régimen de Jean-Claude “Baby Doc” Duvalier, el tirano que controló Haití desde 1971 y al hacer a su villano la mano derecha de este hombre el film trata de comparar la forma como este convierte a sus víctimas en zombies con el abuso de Baby Doc contra su paìs. Pero la metáfora se queda a medias y solo cobra algo de vida al final cuando se nos muestra la revolución que lo derrocó.


    Pero es gracioso que involuntariamente la película sí termina haciendo comentario político, pero en contra de los Estados Unidos. Dennis (Que no he mencionado, es interpretado de forma bastante plana por Bill Pullman) va en búsqueda de la droga para usarla en beneficio corporativo,  lo que no se puede leer de otras manera más que como Estados Unidos apropiándose de las costumbres y recursos de países menos desarrollados para su propio enriquecimiento. Tampoco ayuda que la imagen que se da de Haitì es la que les gusta a los gringos para respresentar a su patio trasero. Lugares feos, pornomiseria, un exotismo en lo “raro”, en las costumbres de los “menos cultos”, y claro, al final el hombre blanco termina derrotando a los locales con su propia magia, porque los gringos son lo mejor en todo, hasta en las costumbres de los demás.

    Pero crítica social aparte, me gustó muchísimo esta película. Es vibrante, llena de momentos interesantes, buenos efectos y de una visión del vudú y los zombies que tristemente no se ve mucho en los medios. La historia en si y los personajes no son lo más atractivo del mundo, pero Wes Craven supo como usar el resto de elementos en su favor.




  • Lo Bueno: Una visión diferente del vudú y los zombies. Muy buenos efectos especiales y algunas escenas inolvidables.

  • Lo Malo: Que se queda a medias en su intento de hablar sobre el reino de terror de Duvalier.

  • Lo Feo: La voz en off del narrador no solo resulta “cheesy”, sino que es absolutamente innecesaria y se limita a contarnos lo que ya estamos viendo en pantalla.











  • CALIFICACIÓN: 7/10